jueves, 24 de mayo de 2012

Derbi Four, evolución fallida


En 1954 el  responsable del departamento de investigación y carreras de Derbi  Jaume Pahissa se propuso dar la campanada en las 24 horas de Montjuic con una Derbi revolucionaria con el cuatro como constante. Cuatro cilindros, cuatro carburadores y cuatro marchas para un motor que cubicaba 392 cc y que giraba a 11.000 rpm (una barbaridad para la época). Espectacular.  Pero al abrir gas las vibraciones la hacían ingobernable y el alto consumo de gasolina la limitaban seriamente para una carrera de resistencia.  Finálmente el prototipo nunca corrió en Montjuic y su participación se limitó a un par de carreras cortas.  Como un juguete roto fue olvidada en algún rincon de la fábrica de Martorelles hasta que hace poco la rescató del polvo el ingeniero Josep Pascual y la dio de nuevo lustre para lucir en la colección de la familia Rabassa. Queda para la posteridad como muestra de que sin valientes este mundo sería mucho más aburrido. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...