jueves, 3 de diciembre de 2015

Japauto, pioneros de la nueva Endurance


Cuando Honda lanzó en 1969 su bomba Four sobre el mundo del motociclismo, este se estremeció como pocas veces había hecho.  Unos se llevaron las manos a la cabeza y otros muchos, los que más, se frotaron las manos. Y entre estos destacaban los preparadores racers que por fin podían hacerse con una moto fiable para meterle mano y modificarla a su gusto. Entre estos estaban los que se dedicaban a las carreras de resistencia, de Endurance, con los franceses a la cabeza. De hecho la primera victoria de una Honda Four se produjo en la carrera de resistencia francesa del Bol D'Or de 1969 donde dos chavales franceses de 19 años, Rougerie & Urdich ganaron la prueba sobre una Four apenas preparada (derecha Rougerie). La moto, que todavía no se comercializaba en Francia, la presentó el concesionario parisino de Honda Japauto, que la consiguió en el último momento de dos pilotos ingleses que querían correr con ella y que no pudieron participar por el veto de la organización a que participaran pilotos extranjeros en esa edición del Bol D'Or.

La inesperada victoria de la Four motivó aún más a los de Japauto para seguir trabajando en ella y con la vista puesta en las carreras de resistencia. Para ello la aumentaron de cubicaje hasta los 969,8 cc y la presentaron a las siguientes ediciones del Bol D'Or con el alias de le monster du bol, la primera moto con base Honda Four que Japauto desarrolló. El monstruo de los parisinos no consiguió los resultados previstos en las ediciones del 70 y 71, que ganó Triumph, pero en 1972 se hizo por fin con la victoria con Debrock y Ruiz a los mandos. (izq. Debrock) e iniciando con ella la tiranía de los japoneses en el podio del Bol D'Or.


En 1973 Japauto alcanzó el cénit y una última victoria en el Bol D'Or con su aparatosa, por las radicales fibras que montaba, 950 SS (arriba) con Tchernine y Debrock a los mandos (Derecha Tchernine). El prototipo de Japauto siguió evolucionando hasta el 1000VX, y durante muchos años más sus peculiares carenados también, pero ya no volvieron a pisar lo más alto del cajón. Participaron durante las décadas siguientes en las carreras de resistencia más prestigiosas de Europa con otras preparaciones, siempre sobre la base de modelos Honda, hasta que en 1989 se retiraron de la competición. Si quieres saber algo más de la historia de esta marca ligada al mundo de la Endurance pásate por el club de incondicionales franceses de Japauto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...