domingo, 9 de octubre de 2011

Santiago Herrero ya tiene su curva


Un fatal accidente en el Tourist Trophy de 1970 truncó la brillante carrera de Santigo Herrero. Ese año llegaba lider del campeonato del mundo de 250cc a la cuarta prueba del mundial , tras la retirada en Nurburgring hizó un segundo en Le Mans y se alzó con la victoria en Yugoslavia, una trayectoria ascendente  marcada por su coraje y exquisito pilotaje que auguraba muchas jornadas de gloria para el motociclismo español. No pudo ser, pero su nombre sigue hoy  ligado a la historia de la competición como uno de los grandes, un currante de las carreras que empezó a los doce años a mamar del adictivo ambiente de las motos  en un taller de Vallecas. Las primeras curvas las tomó en la zona madrileña de Galapagar y La Cruz Verde, piques domingueros que tenían loco a los que rodaban con el. 

Del asfalto de la sierra madrileña pasó al de los circuitos urbanos españoles con  Derbi y Bultaco  y de ahí a fichar primero con Lube y más tarde, en 1966, con OSSA. Con esta marca y con la  Monocasco, una moto totalmente innovadora diseñada por el genial Eduardo Giró, se disparó definitivamente e hizo frente a las todopoderosas bicilíndricas y tetracilíndricas italianas y japones en el mundial de velocidad consigiendo la tercera plaza en el mundial de 250cc de 1969 (En la última carrera sólo le separaba un punto del lider del campeonato, Kel Carruthers, pero Santi rompió). La relación de Santigo con la Isla de Man empezó en 1968, cuando disputó su primer TT. Se lo preparó a conciencia y un mes antes ya estaba rodando por el TT course con una Ossa 230 de calle. Los primeros días cogiendole el truco a las numerosas curvas no le sirvieron de nada, había estado rodando en sentido contrario. Ese año acabó 7º en la categoría de Gran Prix Fim.  En 1969, sólo un año después de su desembaco en la Isla, acabó tercero en la  categoría de 250cc. 

Hoy por fin se le ha rendido el homenaje que tanto tiempo llevaban pidiendo los aficionados. En el circuito de Albacete le van a dedicar una curva. La curva 12+1, la de entrada a meta, pasará a llamarse Curva de Santiago Herrero. El homenaje coincide con la carrera del Campeonaro de Europa de motociclismo, que llevará, tambien en honor de Santigo, el título de Trofeo Santiago Herrero. Merecido tributo a uno de los mejores pilotos españoles de la historia. Si quieres saber más del genial piloto consulta una de sus biografías más precisas en esta web


Santiago Herrero en Ballaugh Bridge en el TT de 1969. Con su tercer puesto en esta edicón paso de ser conocido por los aficionados ingleses como The Spanish Flyer (por la hazaña del año anterior) a The Hero



Santiago Herrero sobre uno de los primeros prototipos de la  Ossa Monocasco 250 cc 2T de válvula rotativa y 42 CV, el chasis es un monocasco de magnesio. 


Santiago Herrero delante de Angel Nieto. Ambos con las Derbis de 50cc en el Gran Premio de Sachsenring en 1969. 

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...