jueves, 1 de diciembre de 2011

Jalisco, una carta de Milwaukee



La primera revista de motos que Jalisco tuvo entre sus manos le llegó en un sobre y con matasellos norteamericano. Era la respuesta a una carta suya que le había enviado a Harley Davidson en Milwaukee. Se trataba de The Enthusiast, la revista que HD editaba para sus seguidores norteamericanos. Andaba Jalisco prendado de esta marca desde que con los colegas y con 14 años descubrieron una HD abandonada en la calle de Almagro, en Madrid. A la salida del colegio se desviaban siempre para darse una vuelta en ella, uno se montaba y los demás le empujaban calle arriba, calle abajo. Jalisco consiguió la dirección de la marca norteamerica y les escribió, no les contaba nada en particular en la misiva, simplemente les decía que Hello, me gustan las motos y sobre todo la vuestra. 

Hoy a Jalico le gustan más motos, muchas más. En su nave en Villaviciosa de Odón (olvídate de buscar un letrero de neon con una gran flecha indicando el taller) guarda motos de rotundo pasado, una esbelta Triumph de Trial, una Norton Comando, BSA, Rudge, Royal Enfield, Harley Davidson..... y entre ellas se cuelan algunas japonesas de peso, una Kawa Rickman y una Yamaha RD de competición. Los estantes que cubren las paredes hasta donde el taburete lo permite están   repletos de todo tipo de accesorios donde destacan pequeñas joyas, un chasis Featherbed, un depósito de Norton Manx... A la carta le siguió una Ducati 48 Cadet y un breve paso por la facultad de medicina. A la Ducati se le rompió el motor y enredando en su casa para repararlo se le desparramaron todas las piezas por el suelo. Movida.  De aquel desaguisado salió indemne  y con la Cadet petardeando otra vez  tomó la  firme decisón de cambiar las gasas por la grasa. Abandonó la facultad y hasta hoy ha estado enredando con motos, y de que manera. Se ha convertido en uno de los mejores mecánicos de motos inglesas y de HD de España. 

Si algo le define a Jalisco es su perfil bajo. Diez años trabajando en su taller en Cuatro Caminos, Motociclo (por donde  pasaron hasta los Ilegales para fotografiar la portada de uno de sus discos), le dejaron claro que lo suyo era la mecánica y no las relaciones públicas. Por eso emigró al campo hace catorce años, lejos de los flashes,  y desde entonces  y cuando no está visitando a sus amigos saharahuis se le encuentra enredando con las viejas glorias que nadie como el entiende.  















8 comentarios:

  1. Muy buena narracion P!!
    Me encanta ese lugar!

    ResponderEliminar
  2. Jalisco es de los G R A N D E S !!!!!!
    The REAL DEAL.
    Salu2 del Aussie!

    ResponderEliminar
  3. Que buen artículo sobre el taller de Jalisco. Mañana voy a por mi triumph del 58 que como veo en tus fotos jalisco casi dejo en el chasis, me gusta la foto de mi faro con vuestro reflejo, tendre que quitar la llave que tiene colgando con el muñeco de la esso por que a este paso no va haber manera de quitar las marcas de los roces. un saludo desde http://thespeedboys.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Hola moteros! necesito ponerme en contacto con Jalisco! ¿Alguien me puede dar un email o un telefono del taller? o bien donde lo puedo buscar? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejame tu correo y te lo hago llegar.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Vikingo! email recibido!

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...